Reforma y representatividad

por personesisocietsonesisocietatvalenciana

Renzi_Sanchez_edited

El auge del populismo en Europa nos hace mirar a Italia donde paradójicamente se esta invirtiendo la tendencia. Históricamente inestable el populismo se ha incardinado en la agenda del país transalpino desde la crisis de mediados de los 90 que borró de un plumazo los equilibrios políticos que rigieron la república desde su fundación. Matteo Renzi se erige en este contexto como uno de los grandes triunfadores de estas elecciones al parlamento europeo. Una nueva cultura política basada en la reforma y la preservación de los sistemas de libertades, cohesión social y convivencia necesita europa para encarar la crisis de representatividad institucional. Dice Renzi que la estabilidad consiste en el cambio. En la Comunitat Valenciana César Sánchez desde hace tiempo viene defendiendo que paralelamente a las perentorias reformas económicas es necesario abordar la reforma política que consiga involucrar a los ciudadanos y fomente la participación. Tal y como cantaba David Bowie en Changes hay que encarar los cambios y en este caso los de una sociedad que corre el riesgo desarticularse y caer en dinámicas de confrontación demagógicas.
Se trata de un iter laborioso resulta fácil caer en la tentación de la búsqueda de culpables exteriores frente a la política de responsabilidades compartidas. Los consensos no nacen por generación espontanea deben cultivarse. Pueden darse entorno a grandes polos que acumulen en su seno una pluralidad de familias ideológicas de la misma raíz o entorno a las diferentes tradiciones partidistas. El debate no reside tanto en el sistema de partidos la cuestión de la representatividad obedece más al agotamiento de la partitocracia que de manera inexorable nos ha llevado a la desconexión. El momento exige un debate abierto, riguroso y constructivo. Que aborde reformas que nos permitan seguir construyendo y renovando un modelo de convivencia amparado en los derechos y libertades fundamentales. En definitiva y citando a Adolfo Suárez se trata de “Elevar a categoría política de normal, lo que a nivel de calle es plenamente normal ”.

José Morgan @Josepepemorgan.

Anuncios